lunes, 15 de febrero de 2010

La Batalla que Todos Debemos Pelear

La cancion de Débora, Jueces cap. 5

Escuchar el llamado a las armas es obedecer la gran comisón de hacer discípulos hasta lo ultimo de la tierra. Dios es el principal héroe de la historia. Vs. 20 "Desde los cielos lucharon las estrellas, desde sus orbitas lucharon contra Sisara". Débora y Barac debían enfrentarse con la tecnología mas avanzada de la época, el ejercito de Sisara contaba con 900 carros de hierro. Se podía esperar un desastre : "nos van a pasar por arriba", una confederación de reyes cananeos se habían levantado contra Israel. Dios nos recuerda: "Desde el cielo lucharon las estrellas, desde sus orbitas lucharon contra Sisara".
  • El primer grupo son los que se "ofrecen voluntariamente" Jueces 5:2, la guerra y las armas son para los valientes y no para los cobardes, el discipulado responsable nos lleva siempre más allá de lo que pensamos.
  • El segundo grupo son " los que titubean" Jueces 5: 15-16, hablan y comentan mucho sobre grandes ideales " resoluciones que nunca se concretan", tienen respuesta para todo menos para su propia indecisión.
  • El tercer grupo "son los que aman más al materialismo y sus posesiones" Jueces 5:17, No se meten porque son personas de limitada visión, la vida cristiana debe ser una vida que siempre se está ampliando, el llamado es ampliar la visión y el premio es aceptar más trabajo.
  • El ultimo grupo es el que ha sido maldecido, el que se ha negado totalmente a dar ayuda. Jueces 5:23
En el reino de Dios no hay termino medio, rehusar a dar socorro al pueblo de Dios en la batalla trae sobre ellos la maldición.

La pregunta es:
¿Cuando la batalla pasa cerca de tu vida, "de tu intereses" como reaccionas?

Negarse en estar en la batalla es pecado, negarse a compartir el evangelio es pecado, no estar disponible es pecado, es hora de que saquemos a la iglesia del hospital y la pongamos en el campo de batalla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada